Show-business

Don’t Worry Darling: las claves para entender la polémica del elenco antes de ver la película

26 septiembre
528
2mill.

Un triángulo amoroso, un actor que salió del elenco, la protagonista que se enoja y hasta un posible escupo en medio de un festival, todo eso y más tiene la polémica del elenco de “Don’t Worry Darling”.

La película, dirigida por Olivia Wilde, causó controversia desde que se grabó y la previa al estreno no ha estado exenta de polémica.

Sobre todo con las escenas que dejó el pasado Festival de Venecia, cuando Florence Pugh no participó en la conferencia de prensa previa a la alfombra roja, donde también hubo algunas situaciones que llamaron la atención.

Lo que pasó luego de la proyección terminó por dar a entender que no existe una buena relación entre los miembros del elenco de la película, que en los próximos días se estrenará en nuestro país.

Pero, si aún no entiendes qué fue lo que pasó, te lo detallamos a continuación.

Don’t Worry Darling: nace el amor en el rodaje

Don’t Worry Darling es el segundo largometraje que dirige la actriz y directora de cine, Olivia Wilde. Luego del éxito de Booksmart, se preparó para una película más ambiciosa, donde el elenco desde ya justifica que cualquiera quiera ir al cine a verla.

Florence Pugh, la nominada al Oscar y estrella de películas como Mujercitas o Midosmar, protagonizaría la película junto a otros famosos como Chris Pine, actor de Star Trek y la Mujer Maravilla.

En un principio, Shia LaBeouf sería su compañero de elenco, sin embargo, abandonó el proyecto y Harry Styles, uno de los cantantes pop más famosos del mundo, se unió para protagonizar la cinta.

Olivia hizo un baile de la victoria junto a su diseñadora de vestuario, Arianne Phillips, cuando supieron que Harry se uniría al elenco. “Sabíamos que él tiene un verdadero aprecio por la moda y el estilo”, señalaba la actriz a Harpers Bazaar.

Era plena pandemia, en septiembre de 2020, y comenzaron las grabaciones de la película. Solo 2 meses después Olivia hace noticia, pero no por la película, sino que por la separación oficial de su prometido, Jason Sudeikis. La pareja, que tiene dos hijos en común, terminaba su relación de casi 10 años.

En medio del rodaje comienzan a aparecer los rumores de que Wilde estaría entablando una relación con Harry Styles, lo que se confirma con una serie de fotografías de ellos tomados de la mano en el matrimonio del agente del cantante en California.

US Weekly confirma que la pareja nació en pleno rodaje e intentaron que fuera un secreto. Esta es la primera polémica, porque el romance habría inidicado cuando Wilde aún estaba con Jason Sudeikis, sin embargo, una fuente indicó Styles no habría roto el compromiso entre los actores.

La relación de Jason Sudeikis y Olivia Wilde salpica a la película

Para Febrero de 2021 finalizan las grabaciones de Don’t Worry Darling y Harry Styles agradece públicamente a Wilde por su trabajo. La actriz señala en su cuenta de Instagram que pocos hombres se atreven a tomar papeles secundarios cuando la directora es mujer.

La relación de Olivia con Sudeikis mejora tras declaraciones que indicaban que el actor estaba desconsolado luego de su separación de Wilde.

La actriz, ganadora del premio Spirit del cine independiente, y el cantante estarían en su mejor momento, descansando en Inglaterra luego de finalizar el rodaje.

Sin embargo, en julio de 2021 un hecho llama la atención, en entrevista para GQ, Jason Sudeikis menciona que nunca tuvo claras las circunstancias específicas del término de su relación con la madre de sus hijos.

Poco menos de un año después de esa declaración, en abril de 2022, se entendería que la supuesta tranquilidad que había entre Wilde y Sudeikis era inexistente y se enteró toda la industria cinematográfica y el mundo.

Cuando Olivia Wilde presentaba Don’t Worry Darling a todos los altos ejecutivos de la industria, periodistas y fans en la Cinemacon de Las Vegas, recibió un sobre mientras estaba en el escenario.

El sobre era la demanda por la custodia de los dos hijos que la pareja tiene, además de fijar su residencia en nueva York. El incidente empañó la presentación de Olivia Wilde y de la película, que vivía uno de sus primeros escándalos.

El silencio de Florence

Luego del incidente de la CinemaCon se publicó el traíler de la película que es compartido por la mayoría del elenco en sus redes sociales, con excepción de Florence Pugh, lo que levanta sospechas.

Luego, la actriz de Mujercitas asistió a la inauguración de una tienda de Tiffanys donde se refirió a la película, el trabajo de la fotográfia, decoración y vestuarios, incluso su relación con Styles al trabajar juntos, pero jamás mencionó a la directora, Olivia Wilde.

Page Six publicó que la reacción de Florence a la película derivaba de que no le pareció correcto que la directora de la película mantuviera un romance con su co-protagonista.

Una fuente le indicó al medio “puedo asegurarte que a Flo no le sentó bien ver cómo Olivia y Harry no se quitaban las manos de encima mientras Olivia seguía con Jason”.

Hay que recordar que Pugh mantenía una cercana relación a Sudeikis, ya que este era muy amigo de su novio, Zach Braff, por lo que se especuló que era más del team de Ted Lasso.

Días después, el mismo medio indicó que Olivia había sido muy profesional en el rodaje y que habían llevado la relación con discreción, sin embargo, el daño estaba hecho.

Shia LaBeouf se defiende con uñas y dientes

Cuando los escándalos venían subiendo en intensidad, Olivia Wilde entregó una entrevista a Variety donde indicó por qué Shia LaBeuouf salió del rodaje de Don’t Worry Darling.

La directora mencionó “Salieron un montón de situaciones a la luz que me complicaron, en términos de su comportamiento”, apuntando a la denuncia que hizo la expareja del actor, FKA Twigs, quien lo acusó de agresión y abuso sexual

“Realmente le deseo lo mejor, porque creo que las personas pueden cambiar. Pero, en nuestra película, necesitábamos una energía de apoyo increíble. En especial en una cinta como esta”, continuó argumentando.

Finalmente, destacó que su prioridad era que Florence Pugh, quien interpretaría a la pareja del papel de Shia, se sintiera segura y a salvo.

Tras la publicación de la entrevista, el mismo Shia LaBeouf desmintió a la directora señalando que no fue despedido sino que él dejó el rodaje. Para comprobarlo dejó una serie de mensajes que compartió con Wilde.

“Tú y yo sabemos las razones de mi salida. Renuncié a tu película porque tus actores y yo no teníamos tiempo para ensayar”, consignaba uno de los mensajes.

Pero todo empeoró cuando se filtró un video de Wilde pidiéndole que no dejara el rodaje, indicando que aún no estaba lista para renunciar a su participación.

““Creo que esto podría ser como una llamada de atención para la ‘señorita Flo’ (Florence Pugh), y quiero saber si estás abierto a considerar esto conmigo. Si ella realmente se compromete, si ella realmente pone su mente y corazón en esto, y si ustedes hacen las paces -y respeto tu punto de vista, respeto el de ella-, pero si ustedes lo pueden hacer, ¿qué piensas? ¿Hay esperanza? ¿Me lo harás saber?”, le indicó Wilde.

El Festival de Venecia destapa una mala relación

En la entrevista a Variety, Olivia Wilde también se refirió a que solo las mujeres tienen orgasmos en la película y negó los rumores de disparidad en los sueldos de Pugh y Styles.

Con toda esta polémica llegaban a la promoción de la película en el Festival de Venecia. Todo partió con la conferencia de prensa, a la que no asistió Florence Pugh.

Olivia menciona en la conferencia que Pugh está filmando Dune y que por eso no llegó a la alfombra roja, al mismo tiempo “Miss Flo” publicó en su cuenta de Instagram un video que la muestra llegando a Venecia con una copa en la mano. Luego sí participó en la Alfombra Roja.

La estilista de Pug, Rebecca Corbin Murray, publica fotos de la actriz camino a la alfombra roja de Don’t Worry Darling con el subtítulo “Miss Flo” haciendo alusión al video donde Olivia hablaba de ella.

Al llegar el elenco a la alfombra se notó la mala relación que hay entre ellos. Harry Styles, Olivia Wilde y Florence Pugh se ubican estratégicamente para nunca posar juntos, fuera y dentro de la sala de cine.

Pero todo se vuelve más tenso cuando en medio de la proyección, Styles le habría lanzado un escupitajo a Chris Pine. Aunque la situación fue desmentida por los representantes de ambos, no quedó claro qué fue lo que ocurrió en ese momento.

Por su parte, Florence Pugh publicó su paso por Venecia, pero nunca hizo alusión a la directora, Olvia Wilde.

Listos para el estreno de Don’t Worry Darling

Este 22 de septiembre las salas de cine recibirán Don’t Worry Darling. Hasta el momento las críticas apuntan a una brillante actuación de Florence Pugh en el film, según Vanity Fair.

Sin embargo, serán los espectadores que esperan ansiosos los mayores críticos del film, que perfectamente podría crear una nueva película a partir de lo que ocurrió en el detrás de escena.




Show-business

Don’t Worry Darling: las claves para entender la polémica del elenco antes de ver la película

26 septiembre
528
2mill.

Un triángulo amoroso, un actor que salió del elenco, la protagonista que se enoja y hasta un posible escupo en medio de un festival, todo eso y más tiene la polémica del elenco de “Don’t Worry Darling”.

La película, dirigida por Olivia Wilde, causó controversia desde que se grabó y la previa al estreno no ha estado exenta de polémica.

Sobre todo con las escenas que dejó el pasado Festival de Venecia, cuando Florence Pugh no participó en la conferencia de prensa previa a la alfombra roja, donde también hubo algunas situaciones que llamaron la atención.

Lo que pasó luego de la proyección terminó por dar a entender que no existe una buena relación entre los miembros del elenco de la película, que en los próximos días se estrenará en nuestro país.

Pero, si aún no entiendes qué fue lo que pasó, te lo detallamos a continuación.

Don’t Worry Darling: nace el amor en el rodaje

Don’t Worry Darling es el segundo largometraje que dirige la actriz y directora de cine, Olivia Wilde. Luego del éxito de Booksmart, se preparó para una película más ambiciosa, donde el elenco desde ya justifica que cualquiera quiera ir al cine a verla.

Florence Pugh, la nominada al Oscar y estrella de películas como Mujercitas o Midosmar, protagonizaría la película junto a otros famosos como Chris Pine, actor de Star Trek y la Mujer Maravilla.

En un principio, Shia LaBeouf sería su compañero de elenco, sin embargo, abandonó el proyecto y Harry Styles, uno de los cantantes pop más famosos del mundo, se unió para protagonizar la cinta.

Olivia hizo un baile de la victoria junto a su diseñadora de vestuario, Arianne Phillips, cuando supieron que Harry se uniría al elenco. “Sabíamos que él tiene un verdadero aprecio por la moda y el estilo”, señalaba la actriz a Harpers Bazaar.

Era plena pandemia, en septiembre de 2020, y comenzaron las grabaciones de la película. Solo 2 meses después Olivia hace noticia, pero no por la película, sino que por la separación oficial de su prometido, Jason Sudeikis. La pareja, que tiene dos hijos en común, terminaba su relación de casi 10 años.

En medio del rodaje comienzan a aparecer los rumores de que Wilde estaría entablando una relación con Harry Styles, lo que se confirma con una serie de fotografías de ellos tomados de la mano en el matrimonio del agente del cantante en California.

US Weekly confirma que la pareja nació en pleno rodaje e intentaron que fuera un secreto. Esta es la primera polémica, porque el romance habría inidicado cuando Wilde aún estaba con Jason Sudeikis, sin embargo, una fuente indicó Styles no habría roto el compromiso entre los actores.

La relación de Jason Sudeikis y Olivia Wilde salpica a la película

Para Febrero de 2021 finalizan las grabaciones de Don’t Worry Darling y Harry Styles agradece públicamente a Wilde por su trabajo. La actriz señala en su cuenta de Instagram que pocos hombres se atreven a tomar papeles secundarios cuando la directora es mujer.

La relación de Olivia con Sudeikis mejora tras declaraciones que indicaban que el actor estaba desconsolado luego de su separación de Wilde.

La actriz, ganadora del premio Spirit del cine independiente, y el cantante estarían en su mejor momento, descansando en Inglaterra luego de finalizar el rodaje.

Sin embargo, en julio de 2021 un hecho llama la atención, en entrevista para GQ, Jason Sudeikis menciona que nunca tuvo claras las circunstancias específicas del término de su relación con la madre de sus hijos.

Poco menos de un año después de esa declaración, en abril de 2022, se entendería que la supuesta tranquilidad que había entre Wilde y Sudeikis era inexistente y se enteró toda la industria cinematográfica y el mundo.

Cuando Olivia Wilde presentaba Don’t Worry Darling a todos los altos ejecutivos de la industria, periodistas y fans en la Cinemacon de Las Vegas, recibió un sobre mientras estaba en el escenario.

El sobre era la demanda por la custodia de los dos hijos que la pareja tiene, además de fijar su residencia en nueva York. El incidente empañó la presentación de Olivia Wilde y de la película, que vivía uno de sus primeros escándalos.

El silencio de Florence

Luego del incidente de la CinemaCon se publicó el traíler de la película que es compartido por la mayoría del elenco en sus redes sociales, con excepción de Florence Pugh, lo que levanta sospechas.

Luego, la actriz de Mujercitas asistió a la inauguración de una tienda de Tiffanys donde se refirió a la película, el trabajo de la fotográfia, decoración y vestuarios, incluso su relación con Styles al trabajar juntos, pero jamás mencionó a la directora, Olivia Wilde.

Page Six publicó que la reacción de Florence a la película derivaba de que no le pareció correcto que la directora de la película mantuviera un romance con su co-protagonista.

Una fuente le indicó al medio “puedo asegurarte que a Flo no le sentó bien ver cómo Olivia y Harry no se quitaban las manos de encima mientras Olivia seguía con Jason”.

Hay que recordar que Pugh mantenía una cercana relación a Sudeikis, ya que este era muy amigo de su novio, Zach Braff, por lo que se especuló que era más del team de Ted Lasso.

Días después, el mismo medio indicó que Olivia había sido muy profesional en el rodaje y que habían llevado la relación con discreción, sin embargo, el daño estaba hecho.

Shia LaBeouf se defiende con uñas y dientes

Cuando los escándalos venían subiendo en intensidad, Olivia Wilde entregó una entrevista a Variety donde indicó por qué Shia LaBeuouf salió del rodaje de Don’t Worry Darling.

La directora mencionó “Salieron un montón de situaciones a la luz que me complicaron, en términos de su comportamiento”, apuntando a la denuncia que hizo la expareja del actor, FKA Twigs, quien lo acusó de agresión y abuso sexual

“Realmente le deseo lo mejor, porque creo que las personas pueden cambiar. Pero, en nuestra película, necesitábamos una energía de apoyo increíble. En especial en una cinta como esta”, continuó argumentando.

Finalmente, destacó que su prioridad era que Florence Pugh, quien interpretaría a la pareja del papel de Shia, se sintiera segura y a salvo.

Tras la publicación de la entrevista, el mismo Shia LaBeouf desmintió a la directora señalando que no fue despedido sino que él dejó el rodaje. Para comprobarlo dejó una serie de mensajes que compartió con Wilde.

“Tú y yo sabemos las razones de mi salida. Renuncié a tu película porque tus actores y yo no teníamos tiempo para ensayar”, consignaba uno de los mensajes.

Pero todo empeoró cuando se filtró un video de Wilde pidiéndole que no dejara el rodaje, indicando que aún no estaba lista para renunciar a su participación.

““Creo que esto podría ser como una llamada de atención para la ‘señorita Flo’ (Florence Pugh), y quiero saber si estás abierto a considerar esto conmigo. Si ella realmente se compromete, si ella realmente pone su mente y corazón en esto, y si ustedes hacen las paces -y respeto tu punto de vista, respeto el de ella-, pero si ustedes lo pueden hacer, ¿qué piensas? ¿Hay esperanza? ¿Me lo harás saber?”, le indicó Wilde.

El Festival de Venecia destapa una mala relación

En la entrevista a Variety, Olivia Wilde también se refirió a que solo las mujeres tienen orgasmos en la película y negó los rumores de disparidad en los sueldos de Pugh y Styles.

Con toda esta polémica llegaban a la promoción de la película en el Festival de Venecia. Todo partió con la conferencia de prensa, a la que no asistió Florence Pugh.

Olivia menciona en la conferencia que Pugh está filmando Dune y que por eso no llegó a la alfombra roja, al mismo tiempo “Miss Flo” publicó en su cuenta de Instagram un video que la muestra llegando a Venecia con una copa en la mano. Luego sí participó en la Alfombra Roja.

La estilista de Pug, Rebecca Corbin Murray, publica fotos de la actriz camino a la alfombra roja de Don’t Worry Darling con el subtítulo “Miss Flo” haciendo alusión al video donde Olivia hablaba de ella.

Al llegar el elenco a la alfombra se notó la mala relación que hay entre ellos. Harry Styles, Olivia Wilde y Florence Pugh se ubican estratégicamente para nunca posar juntos, fuera y dentro de la sala de cine.

Pero todo se vuelve más tenso cuando en medio de la proyección, Styles le habría lanzado un escupitajo a Chris Pine. Aunque la situación fue desmentida por los representantes de ambos, no quedó claro qué fue lo que ocurrió en ese momento.

Por su parte, Florence Pugh publicó su paso por Venecia, pero nunca hizo alusión a la directora, Olvia Wilde.

Listos para el estreno de Don’t Worry Darling

Este 22 de septiembre las salas de cine recibirán Don’t Worry Darling. Hasta el momento las críticas apuntan a una brillante actuación de Florence Pugh en el film, según Vanity Fair.

Sin embargo, serán los espectadores que esperan ansiosos los mayores críticos del film, que perfectamente podría crear una nueva película a partir de lo que ocurrió en el detrás de escena.

👉 Recomendados
Todas las noticias